Search for content, post, videos

Restaurantes de Película… una escapada al cine

Cuantos de nosotros hemos visto una película y nos hemos proyectado por completo en alguna de las escenas, la magia del cine provoca que tengamos esas ganas de transportarnos inmediatamente a la pantalla y estar en la situación, con la persona y en el lugar que estamos viendo proyectado.

Para nuestra fortuna varios lugares icónicos de las películas existen en la vida real, han sido lugares elegidos para rodar las películas, no como pizza planeta en Disney que fue creado gracias al éxito de las películas.

De cualquier manera, estos sitios además de ser conocidos por sus apariciones, son famosos por su comida o las bebidas que ofrecen, así que si buscan pasar un día de película, definitivamente tienen que visitar estos sitios, algunos más lejos que otros, pero vale la pena tomar nota.

Quien no recuerda los techos de color mostaza y las cortinas de encaje de la cafetería en donde atendía Amélie Poulain. Cafe Des 2 Moulins se encuentra ubicado en Montmartre, París y es un sitio que se ha convertido en una parada obligada para los amantes del cine francés, además de que cuenta con un menú tradicional francés, con steak tartare con un punto picante, sopa de cebolla, créme brûlée, papas a la francesa, entre otros.

El vino es de esos placeres en la vida que no tienen punto de comparación, o al menos eso fue lo que me enseñó la película Sideways. The Hitching Post en Buellton, California fue el escenario idóneo para representar esa escena del famoso roadtrip en donde los protagonistas terminan de cenar y planean seguir la noche en casa de una de las chicas que conocen en el viaje.

Algo representativo del restaurante es que los vinos son cosechados por el dueño de éste. Las papas a la francesa que ofrecen, dicen por ahí que son las mejores de California, y qué mejor que un platillo como este para acompañar una amena plática entre amigos, tal y como en la película.

Para los seguidores de Crepúsculo, no podrán olvidar la escena en donde Bella se encuentra con su padre, que resulta ser el Carver Cafe en Damascus, Oregon. Este sitio ha estado abierto al público desde los años 50, por lo que es bien conocido por la región.

No es un sitio que sobresalga por su menú y tampoco por la calidad de su comida, es más bien una opción de paso por algo rápido y nada más. Realmente tomó popularidad después de aparecer en la película.

Muy pocos sitios cuentan con una película que lleve su nombre, y todavía son menos en los que además se filma la mayor parte de la historia. Este es el caso del Coyote Ugly Saloon, quien enamoró no nada más a la escritora Elizabeth Gilbert, sino también a Hollywood con esos bailes de las camareras, el estilo texano y el tequila.

Hoy en día el bar ubicado en Nueva York ya no es el único, la cadena cuenta con más de 13 Coyote Ugly Saloon en todo el mundo.

Una de mis películas favoritas es Mrs. Doubtfire y puedo asegurarles que al igual que a mi, a más uno nos hizo reír a carcajadas en la escena en donde Robin Williams acompaña a la familia a cenar disfrazado de niñera y tiene q alternar papeles para sobrevivir a la entrevista de trabajo que tiene en el mismo sitio, que es nada más y nada menos que el Bridges Restaurant en California.

El lugar además de ser enorme es precioso, cuenta con diversas opciones de menú, tanto de fusiones internacionales como típicos americanos. Está ubicado en un sitio bellísimo, por lo que la visita será de lo más amena.