Search for content, post, videos

Primero Tinder y ahora Orbiting

Solo en los últimos 12 meses, han sido introducidos los términos “fantasmas”, “escondites”, “inquietante”, , “migas de pan” e incluso a “varias noches de descanso”. Pero justo cuando pensaron que la locura podría finalmente, parar, viene “orbiting”, la última tendencia en las citas que probablemente afecte la confianza en uno mismo.

Mientras que Internet actualmente tiene un día de campo con “órbita”, de lo que podemos decir es simplemente la respuesta de 2018 a “fantasmas”, una táctica de ruptura que involucra a la persona con la que estás hablando cayendo totalmente de la faz de la tierra, ignorando sus mensajes y llamadas, y en general actúa como si no existieran.

El término fue acuñado por Anna Iovine de Man Repeller, quien experimentó orbitando de primera mano. Se había conectado con un chico en todas sus plataformas de redes sociales después de la primera cita. Después de su segunda cita, el chico dejó de responder a sus mensajes de texto y, sin embargo, siguió viendo todas sus historias de Instagram, lo que mantuvo a Iovine “en su órbita”.

Al igual que el efecto fantasma, orbitar requiere que una persona en una relación se vuelva MIA. Pero esta persona no sale completamente de la red; en cambio, te darán un fantasma y luego ocasionalmente e impersonalmente volverán a tu vida aquí y allá, generalmente a través de las redes sociales.

Los orbitadores lo mantienen comprometido con ellos, incluso si no tienen la intención de promover su relación. Quieren que sepas que todavía están “interesados”, pero no lo suficiente como para mantener las cosas en marcha. Es más o menos guerra psicológica.

Hay varias hipótesis sobre por qué las personas orbitan, según Iovine. Podría ser un movimiento de poder grosero, con el orbitador tratando de meterse con la mente de la otra persona. Pero lo más probable es que sea una decisión egoísta y quizás inconsciente, hecha por el orbitador para mantener sus opciones abiertas, y probablemente tengan varias personas en su órbita a la vez.

Es posible que los orbitadores ni siquiera sepan que están haciendo algo mal, especialmente si no saben que las personas pueden ver quién mira sus publicaciones de Instagram Stories o de Snapchat. Aunque, es 2018 – es hora de despertar y poner más atención a las redes sociales.

Gracias a las aplicaciones de citas y las redes sociales, la escena de las citas se ha vuelto más complicada que nunca. Para asegurarse de que no están jugando con el estado mental de alguien, interrumpan las cosas cuando no lo sientan, y tengan en claro que están rompiendo cosas, y luego manténganse alejado de sus redes sociales.

El impulso de arrastrarse puede ser fuerte, pero por favor, no se conviertan en un orbitador. Ya hay suficiente basura espacial en el universo.