Search for content, post, videos

La historia de Apple y su evolución

historia de Apple tecnología

Steve Jobs y Apple revolucionaron, además de la tecnología, el mundo donde vivimos. Pero su aparición no fue espontánea, en realidad lo que ha hecho esta compañía tiene toda una historia y ha pasado por una evolución que la ha traído hasta el lugar donde está hoy. Aquí te contamos sobre la historia de Apple y la manera en que la genialidad de Steve Jobs y otras personas desembocó en ese gigante de la tecnología que es hoy.

Los inicios

Tres hombres, Steve Jobs, Steve Wozniak y Mike Markkula se juntaron en los años setenta y diseñaron y comercializaron una serie de computadoras llamada Apple II. Esta línea de computadoras fue la primera en ser realmente exitosa en el mercado, seguida por la Apple Lisa en 1983, que fue la primera computadora en tener una interfase gráfica relativamente fácil para los usuarios. Un poco más tarde, la Apple Macintosh fue lanzada y a partir de eso la compañía comenzó a crecer sin detenerse nunca más.

Ls historia de Steve Jobs

Después de algunos problemas con los otros miembros del concejo, Steve Jobs tuvo que irse de la compañía y se fue a una empresa dedicada a educación y negocios. Un año después compró Pixar, que se volvió, como bien sabemos, la compañía de animación más grande del momento. Apple compró la nueva empresa fundada por Jobs y le pidió que tomara las riendas de la compañía completa, lo que los llevó al éxito que hoy conocemos.

Los alcances mundiales

Durante el tiempo de Steve Jobs, la compañía pasó de ser sólo una plataforma pequeña, con un mercado muy específico, a ser la mano derecha de muchos usuarios. Con la llegada del iPod, en 2001, Apple se catapultó a la fama mundial. Todo mundo quería formar parte de la revolución tecnológica: traer miles de canciones en un aparato pequeñito (mucho más pequeño que el Walkman o Discman) era el sueño de todo mundo. Este producto cambió radicalmente la forma en que la gente consumía y escuchaba música. Esto fue progresando hasta que la compañía se convirtió en la fuente preferida de grandes públicos para producir sus aparatos tecnológicos. Más tarde, el iPhone evolucionó en el aparato de telefonía celular más revolucionario de todos, volviéndose un total parteaguas en la historia de la tecnología.

El éxito de sus productos

La maravilla de las Macs es, sin duda, que además de ser computadoras con una gran habilidad para resolver problemas y ejecutar tareas (especialmente preferidas por las personas que se dedican a los asuntos creativos o artísticos), es que son muy fáciles de usar. Sus interfases son intuitivas al grado de que con que la hayas prendido ya sabrás bien cómo hacer todo lo que quieras hacer. Este avance permitió que las Macs se convirtieran en las computadoras favoritas de grandes mercados, permitiendo también que muchos desarrolladores de software dedicado a las industrias creativas crearan material específico para este tipo de plataformas. El iPod y el iPhone, ambos siguen esta línea de sencillez, permitiendo que cualquier usuario pueda fácilmente adecuarse a lo que ofrecen. Además de esto, el diseño de sus productos es perfecto para los mercados que se dedican a las industrias creativas, ya que es muy limpio y funcional a la vez. El estilo de los productos de esta compañía está claramente marcado, fortaleciendo la identidad y volviéndola una de las marcas más fácilmente identificables de la historia. Desde el logo, la conocidísima manzanita, todos saben qué es Apple y todos reconocen su calidad.

El iPad, por otro lado, no tuvo el mismo éxito que el resto de sus productos al no cumplir específicamente con necesidades muy claras del público. Aunque el objetivo inicial podía ser interesante (ofrecer algunas funciones que no cabían en un celular pero sin tener que recurrir a toda una computadora), terminó volviéndose un objeto un tanto obsoleto. Por otro lado, la reducción del peso de las laptops para crear la computadora más ligera de la historia: Macbook Air, fue un gran acierto. Este modelo se ha convertido en una de las herramientas preferidas de alumnos, profesores y profesionistas. Sin duda una de las grandes aportaciones recientes de la compañía.

El futuro

Después de la muerte de Steve Jobs, la compañía entró en una crisis evidente. Los nuevos mandos, a pesar de haber aprendido de aquel genio, tenían algunas carencias en cuanto a sus maneras de hacer las cosas. Los productos que fueron lanzados desde su muerte decayeron en varios aspectos, pero ahora todo parece ir un poco mejor. Apple ha logrado implementar en su producto estrella y con más grande alcance, el iPhone, una serie de cualidades inigualables. Las cámaras que tiene cada nueva versión hacen que valga la pena seguirlos renovando, así como sus características de seguridad y muchas otras aplicaciones que son cada vez más sorprendentes. Tener un iPhone permite que tengas acceso a muchos beneficios, que puedas manejar también aspectos laborales y darle rienda suelta a tu lado más creativo. Sin duda Apple ha llegado para quedarse y seguimos al pendiente de las nuevas maneras en que revolucionará las maneras en que vivimos todos los días.